Google+ Seguidores

sábado, 28 de marzo de 2015

Dragon Ball Xenoverse


Si pudieses pedirle al dragón Shenron un deseo probablemente no sería tener un juego de Dragon Ball que fuese bueno, eso seguro, pero en caso de que el deseo se ciñese estrictamente a los videojuegos de la serie, Xenoverse sería una respuesta bastante acertada por parte del reptil sagrado.
Goku lleva años ofreciéndonos juegos de calidad mediocre que nunca han acabado de satisfacer a los fans. Desde la época dorada de ps2 no ha vuelto a haber un producto de similar o superior calidad a los Budokai o Tenkaichi. Si bien es cierto que cada juego aparecido en PS3/360 ha aportado algún aspecto relevante, nunca se ha tratado de un juego redondo que nos satisfaga totalmente.


Pero la historia ha cambiado, y nunca mejor dicho, de la mano de Dimps. Unos dioses misteriosos se están dedicando a tergiversar los eventos transcurridos durante la serie. Los villanos de siempre están siendo dotados de una fuerza oscura y empiezan a ganar batallas que no deberían haber ganado. Nuestros héroes necesitan ayuda y aquí es dónde entra Trunks. El guerrero del futuro invoca a Shenron y le pide que traiga a un guerrero poderoso que pueda ayudarle a devolver la historia a su cauce. Y ese guerrero no es otro que nosotros mismos, o mejor dicho, nuestro avatar creado a nuestro gusto.


lunes, 9 de marzo de 2015

Assassin's Creed: Unity


La saga de los Asesinos lleva formando parte de nuestras vidas de videojugador desde hace ya un tiempo. Querida y odiada a partes iguales, se ha ido abriendo paso mejorando y expandiéndose hasta alcanzar una envergadura elogiable. Nuestros queridos encapuchados nos han dado alegrías pero también algún que otro disgusto y, a día de hoy, no todo el mundo está contento con el resultado de la entrega más actual. Muchas han sido la quejas proferidas hacia Unity, desde que es un amasijo de bugs, hasta que se torna aburrido y no está a la altura. Son justificadas dichas quejas? En mi humilde opinión, no lo son en absoluto.


Esta vez ha sido Francia el lugar elegido para un nuevo capítulo en la interminable lucha entre asesinos y templarios. Sobra decir que París tiene entre sus catedrales y sus bellos edificios, encanto más que de sobra para no solo convencernos, sino también para conquistarnos con sus maravillosas vistas. No habrá un solo edificio mal recreado y el nivel de detalle alcanza lo enfermizo cuando contemplamos una catedral de Notre Dame que ralla la perfección. Eso sin mencionar que un gran número de edificios tienen las puertas y las ventanas abiertas para que los exploremos a placer, previo susto de sus inquilinos.