Google+ Seguidores

martes, 24 de septiembre de 2013

Colecciones Videojueguiles: Splinter Cell



He pensado en inaugurar una nueva sección. Nada más simple que fotos de mi colección personal de videojuegos. Para que podáis ver hasta dónde me hace llegar mi enfermedad del coleccionismo xD
Cómo sabréis si habéis ido leyendo mis artículos, adoro la franquicia Splinter Cell y eso me ha llevado a coleccionar todos los títulos de la serie para todas las plataformas para las que han ido saliendo. Evidentemente no los compro todos de salida. El día del lanzamiento elijo la plataforma que más me conviene y tiempo más tarde, cuando se devalúan mucho, acudo a una tienda de segunda mano y me hago con las versiones que me faltan. No me arrepiento de nada xD Sólo de ése Pandora Tomorrow en Platinum U.U De momento sólo me faltan: Pandora Tomorrow para Game Cube; Double Agent para Wii y las versiones para XBox 360 y WiiU de Black List.

lunes, 23 de septiembre de 2013

Gothic 4: Arcania


Hoy en día, en el campo de los RPGs occidentales tenemos un claro rey, y no es otro que Skyrim. Nadie cuestiona su inigualable calidad, su interminable mapeado o su longeva duración. Aunque eso no quiere decir que no existan otros juegos capaces de transportarnos a mundos igualmente vivos y repletos de oportunidades de cumplir encargos, enfrentarnos a peligrosos monstruos y explorar laberínticas cuevas en busca de tesoros y equipo nuevo. Hace unos años llegó a nuestras consolas un título con un nombre poco menos que desconocido para los usuarios de consola, no tanto para los de PC que se hacía llamar Arcania y que pertenecía a una saga con el nombre de Gothic, concretamente se trataba de la cuarta entrega.
A primera vista no era más que otro RPG occidental más, un juego que no podía hacer sombra a la saga Elders Scrolls y que, una vez jugado, quedaría enterrado en el fondo de nuestra estantería para no volver a tocarlo nunca más.




Pero eso sería un grave error. Puede que Arcania no tenga un apartado técnico puntero, ni ahora ni cuando salió, pero ese sería, en mi opinión, el único aspecto reprochable. Ante nosotros se abría un mundo extenso, lleno de personajes con encargos de todo tipo y con agresivas criaturas ansiosas de nuestra carne. Cualquier tarea imaginable puede llegar a nosotros a través de una misión secundaria, como matar un grupo de trasgos, recuperar un sombrero de paja, reconstruir unas runas antiguas, convencer a un mago de que deje de hacer sus experimentos o simplemente recoger hierbas para alguien enfermo. La mayor parte del tiempo la pasaremos explorando el mundo y desvelando el mapa, cosa muy útil para ir recolectando alimentos e ingredientes. Con ellos crearemos pociones, elixires de mejora y mejoraremos nuestro equipo. Hay que decir que no se trata de un juego fácil y, en consecuencia, el dinero no abunda así que no podremos ir a la tienda y llenarnos los bolsillos de pociones. Tendremos que ir cazando jabalíes para extraer su carne, cocinando pasteles con las bayas recolectadas de los arbustos o simplemente comer una manzana para recuperar escasos puntos de vida.

lunes, 2 de septiembre de 2013

Saints Row IV



Los matones de Steelport han vuelto. Pero esta vez no luchan por el barrio como en la segunda entrega, ni por la ciudad como en la tercera. No, nada de eso importa ya. Ahora los Saints dominan el país y su líder, el personaje que nosotros creamos y controlamos, es el presidente y daría su vida por su imperio. Cuando los aliens llegan para invadir el planeta y transportarnos a una simulación de Steelport para torturarnos mientras juega con la Tierra como si fuese una pelota, nuestra única opción es hackear la simulación para obtener superpoderes y encontrar al responsable de estropear nuestra querida patria.




El estilo de juego no ha cambiado demasiado, al menos hasta la llegada de los superpoderes. Entonces el juego adquiere un nuevo significado y se transforma en un sandbox de superhéroes capaz de hacernos sentir como alguien poderoso y capaz de correr más rápido que un coche o destruir a nuestros enemigos con las manos desnudas. El juego es una sarta de parodias a otras películas y videojuegos constante y siempre conseguirá arrancarnos una carcajada a cada minuto de juego. Matrix, Mass Effect, Star Fox, Space Invaders y un largo etc tendrán su momento de gloria durante la campaña aunque también tendrán lugar bromas creadas desde cero que tendrán tanta o más gracia que las parodias. 


domingo, 1 de septiembre de 2013

Splinter Cell: Black List



Sam Fisher fue el primer personaje que logró que apartásemos la mirada del legendario Solid Snake. Con tan solo un juego y sin ningún renombre a sus espaldas, el agente de las tres luces verdes nos transportó a una visión mucho más realista de la infiltración, en la que cada movimiento contaba y la munición no abundaba. Con cada entrega se nos ofrecían más posibilidades de noquear o matar a nuestros enemigos hasta la llegada de la quinta y última entrega hasta ahora en la que la infiltración pasaba a un segundo plano y Fisher se convertía en una máquina de matar.
Después de éste último juego bastante alejado de la infiltración a la que estábamos acostumbrados, pero no por ello menos genial, el letal agente nos regala una de sus mejores aventuras. 
Bebiendo directamente de su antecesor en lo referente al gameplay pero recuperando todo lo que lo hizo grande en las entregas clásicas nos encontraremos un juego ágil y accesible pero que nos obligará a darlo todo para no ser descubiertos. 


El juego arranca con el inicio de una actividad terrorista conocida como la lista negra. Una serie de ataques terroristas se sucederán cada semana y los ingenieros, nombre de la organización, proclaman que nadie puede detener la lista negra. Craso error. Al instante la presidenta activa al único hombre capaz de detener algo así y le proporciona un equipo en el que encontraremos caras conocidas, como la veterana Ana Grimsdottir y también caras nuevas, como nuestro fiel camarada Brigs, entre otros. Cada uno cumple su cometido y asesorarán a Fisher en lo necesario durante las misiones, como ya hacía nuestro viejo jefe Lambert. Así, Fisher deberá viajar a los diferentes lugares de los ataques para intentar descubrir cualquier dato que le acerque al líder de los ingenieros.